Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

¿Qué es la talla vesical o cistostomía?

viernes, 21 de junio de 2013

Debido a un comentario del amigo MG, he buscado información relativa a la talla vesical o cistostomía suprapúbica


Técnica que consiste en derivar la orina contenida en la vejiga hacia el exterior, cuando no es posible o no deseable la cateterización uretral. La forma más sencilla de realizarla es por vía percutánea, dejando la cirugía abierta para cuando esta vía no es posible. El objetivo es hacer desaparecer la retención de orina. Los posibles problemas que puede provocar dicha técnica son la perforación involuntaria de un asa intestinal, hemorragias, infeccion de la herida quirúrgica, dehiscencia o separación de la sutura -que puede requerir reintervención-, defectos estéticos, neuralgias, hiper o hipoestesias, y otros problemas relacionados con cualquier acto quirúrgico.
 
Por partes:
 
¿QUÉ ES?
Este procedimiento consiste en colocar un catéter en la vejiga, a través de la pared del abdomen, para drenar la orina directamente hacia el exterior.
 
¿POR QUÉ ESTE PROCEDIMIENTO?
Su vejiga no se vacía correctamente. Es necesario permitir que la orina salga al exterior para aliviarle, antes de efectuar si fuera necesario, un tratamiento de la causa que desencadenó el bloqueo urinario.
 
¿EXISTEN OTRAS FORMAS DE TRATAMIENTO?
La orina puede también ser evacuada mediante una sonda colocada en la vejiga por el canal de la uretra. Su urólogo le explicará porqué eligió colocar un drenaje suprapúbico o cistostomía.
 
POSOPERATORIO USUAL Y RIESGOS
Por lo general, un catéter suprapúbico se tolera muy bien. Puede presentarse una hemorragia pasajera en la orina.
La sonda puede provocar a veces una irritación de la pared de la vejiga, lo que puede traducirse en ganas de orinar o dolores de la vejiga y a veces emisión de orina por la uretra; los medicamentos pueden aliviar estos síntomas, pero a veces sólo en forma parcial. Es necesario efectuar cuidados locales regulares a nivel del punto de entrada de la sonda en la piel.
Pueden presentarse complicaciones en este procedimiento:
  • Herida de un órgano situado en el abdomen (intestino, arteria o vena) o hematoma del músculo al introducir el catéter. Si esto llegara a producirse, puede ser necesaria una intervención quirúrgica,
  • Obstrucción del catéter debido a una hemorragia en la orina o torsión del tubo,
  • Pérdida del catéter, arrancado accidentalmente, o
  • Infección urinaria o de los órganos sexuales en el hombre.
Para disminuir los riesgos de complicaciones, es necesario beber abundantemente, efectuar cuidados locales regulares y evitar que el catéter se doble.

Adjunto documento
 


Adjunto también documento del Hospital Gregorio Marañon
 

 
Referencias: